Skip to content

Derechos humanos e Internet: tres textos

diciembre 7, 2010

En el contexto sobre el caso Wikileaks (pero que perfectamente podría ser otro más o menos importante, más o menos actual) y por sobre todo, más allá de la suerte de Assange, quizás sea necesario recordar por qué es importante reconocer los derechos humanos implicados en la esfera de Internet.

El tema, por cierto, no es nuevo y a continuación hay una suerte de rápida barrida de tres documentos que, en su diversidad, apuntan a lo mismo: la necesidad imperiosa de que como ciudadanos no dejemos que Internet sea un espacio monopolizado por intereses meramente estatales y/o corporativos.

El 8 de febrero de 1996, en Davos, Suiza, John Barlow (Cofundador de la Electronic Frontier Foundation) publicó “A Declaration of the Independence of Cyberspace”. En ella, Barlow se refiere de forma vehemente a los gobiernos del mundo industrial que amenazan la libertad de los ciudadanos en el ciberespacio. Quizás, por ser también un poeta reconocido, muy literariamente afirma:

These increasingly hostile and colonial measures place us in the same position as those previous lovers of freedom and self-determination who had to reject the authorities of distant, uninformed powers. We must declare our virtual selves immune to your sovereignty, even as we continue to consent to your rule over our bodies. We will spread ourselves across the Planet so that no one can arrest our thoughts.

Poco después, el 12 de noviembre de 1997, Robert B. Gelman pone en discusión el documento “Declaration of Human Rights in Cyberspace” basado en la declaración universal de los derechos humanos que, para muchos, significa una inspiración aún demasiado conservadora para los nuevos problemas que se estaban enfrentando en Internet.

THIS DECLARATION OF HUMAN RIGHTS in CYBERSPACE as a common standard of achievement to the end that every individual and every organization of the information infrastructure, keeping this Declaration in mind, shall strive by teaching and education to promote respect for these rights and freedoms and by progressive measures, online and in the physical world, to secure their universal and effective recognition and observance, among service providers, individual and organizational users, and the institutions of humanity at large.

Cercana al año 2000, Susana Finquelievich compone desde Latinoamérica el texto “Derechos ciudadanos en la era de Internet: una propuesta tentativa” donde, a mi juicio, se incorpora la crítica a la sociedad de la información como forma cultural hegemónica y, desde allí, enumera una serie de derechos que buscan por sobre todo la no exclusión.

Las TIC, por sí mismas, no generan un incremento de al participación ciudadana, ni alientan la superación de barreras sociales o económicas. Las TIC no son intrínsecamente democráticas. Son (¿sólo?) herramientas para comunicarse, establecer lazos y relaciones, y servir como soporte a las masas de información en las que se basa el actual sistema económico-político. Pero el acceso a las TIC es la condición sine qua non, un paso indispensable para cualquier proyectos social que busque promover esos valores.

*Ilustración CC BY Mushon Zer-Aviv – NC – SA.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: