Saltar al contenido

Entre utopía e ideología: “The Social Network” como retrato

noviembre 27, 2010

Alberto Fuguet, escritor chileno, publicó una crítica sobre la película “The Social Network” que indica, a mi gusto acertadamente, que la película logra ser un retrato del presente tan claro como si fuera el pasado. Al menos –y acá el afán de esta reflexión– de los imaginarios sociales que se levantan cuando se habla de las denominadas “Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación” (NTIC). Ese mundo donde, entre utopía e ideología, se delimita la figura del “emprendedor”, de la eterna novedad, de la conectividad de 24 horas, de la genialidad temprana de chicos una tarde en el garage.

Ahí está, por ejemplo, el discurso de juventud excepcional y fresca que, en una aventura no planificada y “sin recursos”, logra incubar una gran idea. La de Facebook, claro, pero también la de Microsoft (el personaje de Bill Gates sale en la película contando un episodio de la creación temprana de su empresa) o la de Napster (con el retrato de Sean Parker). Aunque  podría agregarse sin problemas la idea de Apple, Twitter, Flickr, etc.

Jóvenes que sacrifican todo –amistades, patrimonio, relaciones y un insospechado etcétera de por medio– por monetizar su sueño que ya no es de un millón de dólares, suma que aún con la burbuja de las “punto com” parece irrisoria, sino de miles de millones. Frontera en el que el dinero ya no es ni lo importante, sino la autoría original, esa cúspide de propiedad privada que el capitalismo ha sabido capitalizar como nadie.

Hombres jóvenes brillantes que a punta de desenfado logran que las industrias se pongan a sus pies; testimonios que quieren desterrar la idea de que los negocios son para viejos elefantes, sino para un “boy next door” con polerón GAP que puede acostarse con una estudiante cualquiera de Stanford: la venganza de los nerds 2.0.

“Lo nuevo” de las “nuevas tecnologías se predica de todo: de las propias tecnologías, de las personas que están cerca de ellas, del momento en que se vive, de las aplicaciones a la empresa e instituciones. “Lo nuevo” fundamenta la novedad del momento histórico calificado como “era” (de la información, digital) (2006, Cabrera, D., p.166).

Retrato perfecto de una industria multimillonaria donde al trabajo de 24 horas “conectado” nadie osa llamarlo esclavitud sino pasión juvenil, tal vez entregados a la devoción de la novedad eterna del “next big thing” que siempre será mejor; porque el futuro no es mañana, como en Latinoamérica acostumbramos a pensar, sino está siendo creado hoy por un par de chicos en su cuarto en algún rincón del mundo desarrollado que es, por cierto, más blanco, clase media alta, joven e indudablemente masculino que otra cosa.

Esperaremos sentados, sin mucha suerte, que Wired retrate la nueva red social mundial creada por una mujer mestiza de mediana edad de Bolivia o Chile.

La tecnología ya no está hecha para la dominación de la naturaleza, sino para la de la sociedad. Millones de personas alrededor del mundo publican e hipotecan su información privada a corporaciones que comprendieron, hace mucho rato, que hoy la tecnología no necesariamente se trata de guerra sino de crear más mercados.

El imperativo comunicacional es tienes que estar conectado, es decir, enchufado: a la red telefónica, mediática, pero también a la red financiera y a la estatal. Es la “videoética de la conexión continua” de la que habla Jean Baudrillard. Los enchufes a la red son los verdaderos “medios de comunicación”: la computadora, los receptores televisivo y radiofónico, el teléfono fijo y el móvil, los documentos de identidad, la tarjeta de crédito y, en general, todas las tarjetas magnéticas y/o con chips. Esto es la verdadera “Internet”: la red -social- de redes -institucionales- donde el individuo es una terminal conectada (2006, Cabrera, D., p.143).

Mercados que tiene en los usuarios, en los políticos, en los creadores y gurús una suerte de triangulación discursiva que nos convence de que no podemos quedarnos abajo de una verdadera “revolución” tecnológica que nadie sabe bien hacia donde llegará. Aunque, al final de la noche, podríamos apostar con los ojos cerrados quiénes serán los beneficiados de siempre.

About these ads
2 comentarios leave one →
  1. junio 13, 2013 7:09 am

    Every weekend i used to pay a visit this web page, because i want enjoyment, as this this web
    site conations truly nice funny stuff too.

  2. junio 13, 2013 10:51 am

    Hello, I think your site might be having browser compatibility issues.

    When I look at your blog in Ie, it looks fine but when opening in Internet Explorer, it
    has some overlapping. I just wanted to give you a quick heads up!
    Other then that, amazing blog!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: