Skip to content

Los medios digitales como diálogos de interfaces

julio 3, 2008

interfazAlguna vez, el conocido Donald Norman escribió que los mejores programas informáticos son  los que logran que desaparezca la computadora, de manera de poder trabajar sin tenerla en cuenta. Algo así como la posibilidad cierta de la invisibilidad de las interfaces, entendidas éstas como las conversaciones entre el usuario y el código. Personalmente, siempre me ha llamado la atención cierta obsesión capitalista con las transparencias (“la mano invisible” como paradigma elocuente), como si ellas fueran garantía de alguna especie de neutralidad en las intervenciones culturales.

Pero lo cierto es que los dichos de Norman son largamente discutibles (ya hice referencia alguna vez en la posición de Latour con respecto a considerar a las tecnologías como actores sociales en pleno derecho). Las interfaces entre usuario y código no podrán ser jamás invisibles pues se trata de un encuentro o desencuentro entre una capa informática y otra cultural. Lev Manovich, refiriéndose a los principios de los nuevos medios, es claro:

En resumen, la capa informática y la capa cultural se influyen mutuamente. Por emplear otro concepto de los nuevos medios, podemos decir que se están integrando en una composición, y el resultado de la cual es una nueva cultura del ordenador: una mezcla de significados humanos e informáticos, de los medios tradicionales en que la cultura humana modeló el mundo y de los propios medios que tiene el ordenador para representarla (p.93-94).

La misma posición sostiene Carlos Scolari, quien declara que son en las interfaces donde se verifican procesos semióticos por lo que nunca son neutrales ni ingenuas. En esa perspectiva, y referenciando a Gianfranco Bettetini, Scolari sostiene que la interacción entre el hombre y las máquinas digitales mantiene el carácter virtual y simbólico de la conversación textual, pero también “se manifiesta como una intervención directa del usuario -interfaz de por medio- en la producción de sentido”.

El estudio de las interfaces en los nuevos medios ha captado mi interés en las últimas semanas. Me parece fascinante la idea de “leer” los medios digitales a través del encuentro de interfaces dialógicas. Superficies que significan y que son resignificadas. Como cuando se analiza un medio de comunicación por Internet: podemos encontrar una interfaz del mismo medio (el periódico y/o el periodismo propiamente tal), la interfaz de la propia aplicación tecnológica, y también la interfaz económica que denota el modelo de negocios que se propone y se deconstruye en el espacio entre código y usuarios.

Finalmente, las interfaces son reflejos y a veces propuestas cognoscitivas. Modos de cómo conocemos el mundo. Ejemplos de cómo nuestra tradición levanta los saberes. Me quedo con la cita de Josep M. Catalá:

Toda esa batería de síntomas que va destilándose a lo largo del siglo XX y que, en un momento determinado, toma cuerpo en un dispositivo tecnológico como la interfaz, esculpe la fenomenología del sujeto contemporáneo, que está formada inevitablemente por las cualidades del objeto, de la misma manera que la configuración de éste no puede prescindir ya de los reflejos de aquel.

:::

Foto CC de striatic.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: