Skip to content

OLPC: ¿Proyecto Educativo o Tecnológico?

enero 22, 2008
456010617_7ce749fc821.jpgEs un proyecto educativo, no un proyecto de laptop” es la frase típica con la que Nicholas Negroponte defiende el proyecto OLPC (One Laptop Per Child) de las diferentes críticas que se le han hecho desde el anuncio de su creación en el 2005. Y la verdad es que ya en el 2008, aquella frase no parece tan convincente. Con los años, el proyecto educativo detrás del OLPC se ha diluido para pasar a ser -quizás- uno de los impulsores más importantes al desarrollo tecnológico de dispositivos portátiles computacionales. Como The Economist dice:

All this is a shame, not least because Mr Negroponte’s idea was sound and the machines’ hardware, at least on paper, impressive. The initiative inspired several advances in laptop technology, in terms of features (flash memory instead of a spinning hard-drive), design (a laptop-to-tablet form and a waterproof keyboard) and price reductions. A pull-cord hand-generator for power is in the works. OLPC and their boosters deserve hearty congratulations for all of this.

Pero como la misma columna de The Economist aclara, algunos problemas en la implementación del OLPC han terminado con el laptop transformándose en un mal producto tecnológico, a pesar de los avances a los que ha contribuido. Básicamente, estos problemas se reducirían a dos: la usabilidad de la tecnología (empezar desde cero en vez de aprovechar los avances en la materia) y la falta de documentación y otros métodos para integrar los laptops en las escuelas, en el entrenamiento de los profesores, etc.

Este tipo de errores pueden ser dicutibles y no es tilt! el blog que los cuestione. Lo que interesa en esta ocasión es si el OLPC es efectivamente un proyecto educacional y si, en ese marco, ha contribuido al desarrollo de una teoría educativa que beneficie a los niños de países pobres y en vías de desarrollo. Para Teemu Leinonen de FLOSSE Posse, el diagnóstico es claro:

No doubt, Negroponte is a great technology visionary. Now we need some educational visionaries. Thank you OLPC – you made your part of the job. Now we may again start to talk about education.

Para Leinonen el OLPC es un proyecto tecnológico que no acaba de encajar como uno educativo. Se sostiene en tres razones: (1) Falta de entendimiento del la educación como sistema; (2) Determinismo tecnológico al momento de creer que el OLPC per se será una herramienta educativa; y (3) El no entendimiento del OLPC de las diferentes culturas y tradiciones.

Una buena crítica a estos argumentos es la que hace Ismael Peña López quien, si bien acepta el teñido tecnológico del proyecto OLPC, reconoce su origen educativo ante todo. Lo cierto es que, más allá de decidir el origen del proyecto, me gustaría concentrarme en algunos puntos que me hacen dudar si el OLPC terminará siendo un aporte como proyecto educativo o -en su defecto- será simplemente la repetición de modelos educativos tradicionales que al menos en Chile presentan una evidente deficiencia en la educación de los niños.

  • ¿Cuál es la concepción del Conocimiento detrás del OLPC? En este sentido, me parece insuficiente el argumento de que con el OLPC los niños podrán tener acceso al Conocimiento desde cualquier lugar gracias a este dispositivo. Y esta posición ni siquiera pretende alcanzar la crítica sobre el acceso a Internet que tendrán los niños, sino más bien plantea la epistemología con lo que los profesores pretenden enfrentar la educación. El cuestionamiento empieza desde una base muy simple: ¿Cómo se construye el Conocimiento con un dispositivo como el del OLPC?
  • ¿Cómo el OLPC afecta la relación de poder entre los profesores y los niños? Si en el eje del Conocimiento es el niño el que pasa a tener un nuevo protagonismo, parece factible el cuestionamiento si la fuente unilateral de la educación (los profesores) es válida con el OLPC y si está el profesorado preparado para afrontar este nuevo desafío en la sala de clases (lugar por antonomasia de relaciones de poder).
  • ¿En qué medida el OLPC afecta la subjetividad de los niños y la institucionalidad de la Escuela? Si la construcción del Conocimiento con el OLPC pretende poner su peso en la subjetividad de los niños, el cuestionamiento que sigue es pensar en qué se afecta la construcción social de un sujeto determinado que propicia la institucionalidad educativa (curriculum, escuelas, etc.); y si el Estado será el lugar apropiado para el desarrollo del OLPC como proyecto educativo. En tilt! algo se habló de este punto.
  • ¿Da lo mismo usar un sistema operativo abierto que cerrado en el OLPC? Esta pregunta no es menor cuando se problematiza el Conocimiento. No sólo porque un sistema de código abierto permitiría a los niños -si es que se les enseña estas aptitudes- a intervenir el programa, sino que implica ciertos valores comunitarios no menores que inciden en la cultura y que muchas veces terminan reflejándose en el tan pop cut’n paste. De esto, claro, ya algo había hablado en tilt!
:::
Foto gracias a Inju y su licencia Creative Commons.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: