Skip to content

De lo económico a lo educativo: la tecnología como medio

abril 10, 2007

Es difícil entender el por qué el Gobierno de Chile se ha decidido por el laptop classmate de Intel por sobre el OLPC del MIT. Hay razones económicas que parecen contraproducentes:

  • Por cada laptop, se gastan 460 dólares por sobre los 160 del OLPC.
  • Si bien Intel puede correr con Linux, debido al historial de Intel, parece difícil que se deseche Windows como opción principal. Esto, por supuesto, significa un encarecimiento de los costos y una evidente obsolescencia tecnológica en pocos años.

Pero si aún así se demostrara que la inversión económica se justifica, la pregunta verdadera que se debe hacer es si la opción educativa es la mejor. Porque no hay que olvidar que esta campaña está enmarcada en las políticas de disminuir la brecha digital entre las clases sociales, brecha que se presume educativa.

¿Qué opción educativa hay detrás de las decisiones en la campaña un laptop por niño? En esta ocasión, no es mi intención referirme a un debate que ya lleva algún tiempo y que tiene que ver con el cuestionamiento de si es de primera necesidad para los niños del tercer mundo este tipo de tecnología. En esta ocasión, prefiero referirme a cómo se enfrentarán los planes educativos una vez que un laptop por niño sea una realidad.

Sobre todo, me quiero detener en una justificación que se escucha permanentemente al defender el sistema operativo Windows por sobre uno de código abierto. Se aduce como razón principal el que enseñar Windows significa una oportunidad de trabajo para las personas. Una manera eficaz de que los profesores se sientan con verdadera autoridad para enseñar a los niños. En fin, un camino sabido y seguro para disminuir la brecha digital.

Hace algún tiempo atrás, leí una entrevista de Negroponte donde decía que era un error enseñar aplicaciones (léase Power Point, Word, Firefox, etc.) en las escuelas. Evidentemente, la enseñanza concentrada en el contenido induce a dos errores fundamentales: Por un lado, la obsolescencia rápida de lo aprendido y; por otro, la poca correlación que muchas veces tienen los contenidos con el medio.

Es legítimo cuestionarse si la brecha digital debe ser abordada desde los contenidos. Sobre todo, cuando no estamos seguros si cuando hablamos de lo digital, nos referimos a una máquina bien definida donde por un lado entra un input y, por otro, sale un output a la medida; o a un sistema gigante de nodos relacionados donde el contenido es más bien circunstancial y que deja el paso abierto a la construcción colectiva, masiva y caótica del conocimiento.

Afrontar la red exclusivamente desde el contenido de las aplicaciones es un paso equivocado porque simplemente es aplicar una lógica que difiere al desarrollo actual de la red. La red es hoy algo mucho más que cómo guardar un documento en Word. Saber ocupar la red hoy, significa empaparse de relaciones (desde msn a second life) , de agregación de contenidos (del.icio.us o flickr) , de creación de contenidos (blogs y wikis), de trabajo comunitarios (código abierto), de conocimiento libre (creative commons), entre otros.

Si nuestros profesores no están conscientes de aquello, pues con laptops o sin ellos, seguirán formando hombres y mujeres para una mano de obra barata. Si la decisión política que se toma al propulsar un laptop de bajo costo por sobre otro se basa en la lógica del contenido, me permito afirmar que el gobierno y la empresa privada han cerrado un gran negocio económico, pero un pobre plan educativo. Con el dolor de mi alma, en el caso de Chile, sospecho.

***

Foto gracias a licencias Creative Commons: “Scott Beale / Laughing Squid“.

8 comentarios leave one →
  1. abril 15, 2007 12:30 am

    Hola, probablemente te resulte interesante el artículo que hemos publicado en UCPN.cl sobre el lado más “político” de la pugna entre OLPC y CLASSMATE

    Saludos,

    LUIS RAMIREZ
    http://luisramirez.cl/blog/

  2. abril 15, 2007 3:56 am

    gracias, luis.

    Me pareció muy interesante y coincido plenamente que en el modelo educativo detrás de estos laptops, hay una discusión mucho más sabrosa que hablar puramente de ventajas de carácter técnico.

    Si bien coincido plenamente en que lo ideal sería que los niños fueran agentes de su propio aprendizaje, me cuesta mucho pensar que en la decisión política se tome este argumento en cuenta. El mundo moderno racional ve a los niños más cercanos al salvajismo.

    Así, es poco común que los adultos legitimen la voz de los niños (han cometido el pecado atroz de no ser adultos “bien pensantes”). Pero si aún así lo hicieran, creo que el peligro está en que lo niños son vistos como una futura masa de electores y no como sujetos libres.

  3. abril 24, 2007 6:07 pm

    acabo de descubrir tu blog “tilt” (al ser premiado en la convocatoria de 2006 del Edublogs Awards) y me he encontrado con este post sobre la decisión del gobierno de Chile de apostar por un ordenador portátil -así decimos, aquí, en España- más caro que el ofertado por el MIT, y que implica consumo de software comercial. Ciertamente coincido contigo de que se han utilizado argumentos económicos, y no propiamente pedagogicos para tomar tal decisión. Es también interesante la reflexión que realizas sobre lo que denominas el “contenido” en la formación informática. Sin embargo, no coincido plenamente con tu planteamiento. Desde mi punto de vista, aún siendo importante lo que apuntas, creo que para el ánalisis del modelo educativo de uso de las TICs en el aula más relevante que el tipo de software empleado es el tipo de actividades de aprendizaje que tienen que realizar el alumnado en torno a la computadora: sea una tarea de repetición, de búsqueda de información, de pensamiento crítico, de trabajo colaborativo, o de ejecución de ejercicios. En fin, me ha interesado mucho tu noticia y la comentaré en mi blog. Un cordial saludo desde las Islas Canarias

  4. abril 24, 2007 6:47 pm

    Hola Manuel. Muy honrada por tu visita.

    No estamos alejados en las opiniones. No planteo que se deje de enseñar la herramienta del software y sus utilidades. Hay que tener una base en común, ¿no?. Pero tampoco creo que debe concentrarse la educación ahí. Hoy, un usuario sin entender que la web se trata de relaciones (más que de contenidos) puede seguir sumergido en la brecha.

    Ahora bien, qué tipo de actividades de aprendizaje a utilizar para lograr esto: no lo tengo claro, pero sí me parece, como a ti, esencial también discutirlo. En la respuesta a esto último, por cierto, tiene mucho que decir el profesorado, entre otros actores, como por ejemplo, los jóvenes.

    Saludos desde acá abajo, Chile.

  5. abril 25, 2007 10:50 pm

    gracias, por contestarme y sigo el hilo….

    modestamente, pienso que el debate sobre si enseñar o no el software en las escuelas ya hace tiempo que está superado. Y coincido plenamente con tus planteamientos.

    el debate creo que debiera ir por preguntarnos ¿que debe cambiar en en el sistema escolar para que las computadoras, Internet y demás máquinas digitales coexistan en el aula con los libros? ¿para que fines educativos y de aprendizaje?
    ¿como podemos emplear las computadoras con nuestros alumnos para que estos aprendan otros conocimientos curriculares?

    Yo, simplemente, te planteaba que el problema es reconstruir y cambiar el modelo educativo que actualmente se desarrolla en las aulas (menos menorismo y más aprendizaje constructivo) y, entre otros cambios, pasa por usar computadoras para enseñar cualquier materia o asignatura escolar en una perspectiva innovadora. Y esto no es fácil. Exige mucho dinero, formación del profesorado, más recursos y dotaciones de infraestructura tecnologíca, cambio de mentalidades y planeamientos curriculares,…

    perdon, si me he enrrollado
    un cordial saludo, manuel

  6. abril 26, 2007 2:21 am

    Manuel, me ha gustado mucho algo que has dicho: tecnología que coexista con los libros. lo digital con lo análogo.

    Me gusta, porque me hace recordar una idea de la argentina Beatriz Sarlo que criticaba el excesivo entretenimiento de la educación, cuando en definitiva educar no es un ejercicio de entretención. exige disciplina, concentración, frustraciones.

    En ese contexto, entiendo que hayan barreras de todo tipo para usar las tecnologías en el proceso educativo. Pero no creo que necesariamente escarbar en relaciones para la construcción del conocimiento sea frivolizar la educación.

    Uf… la verdad es que me has dado, como le decimos en Chile, tarea para la casa. Voy a ver si desarrollo esto un poco más para publicarlo acá y discutirlo más adelante.

    Un honor tenerlo de visita, en serio.

  7. abril 27, 2007 10:42 pm

    gracias por tus amables comentarios

    y, antes de despedirme,
    enhorabuena por tu blog

Trackbacks

  1. El ordenador OLPC impulsado por el MIT ¿cuestionado desde los programas de informática educativa en Latinoamerica? | Ordenadores en el aula

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: