Skip to content

Privatización del Software Social

enero 21, 2007

Navegando por del.icio.us (creo que la mejor manera de encontrar artículos escondidos), me he topado con “Science, democracy, and the global market“, escrito por Joseph Lluís Barona. Por cierto, no nos dice nada nuevo (nada que Andrew Feenberg o Harold Innis ya no hayan previsto), pero me parece muy relacionado con lo que últimamente se ha discutido en tilt!: Los peligros que acechan al Software Social.

Barona considera que la Gobernabilidad es interés del Mercado y en ella poco se adecúa la participación y la diversidad de la Esfera Pública. En ese contexto, y todavía recordando la bullada portada de la revista Time (aquella que indica a los usuarios de la Web 2.0 como personajes del año 2006), hay una cita que debo hacer y que describe la situación:

Media manipulation, sometimes crude and sometimes subtle, has become a key element in the control of information about the products of science, technology, and industry. The big trusts in the techno-science industry are completely embedded in the world of communication; when they see their interests endangered, they run campaigns to discredit their rivals.

Ese poder de privatización (nunca mejor dicho el término, considerándolo en su origen griego como “privado de lo público”) es el que incluso ha dejado atrás a los mismos políticos tradicionales en manos de los “tecnócratas especializados”. Barona, de nuevo:

The decay of deliberative democracy is occurring while technical knowledge belonging to groups of apparently neutral experts conditioned by clearly identifiable economic and social interests increases. We are witnessing a transformation characterized by the substitution of politics, and dialogue by a technocracy legitimized by the judgement of specialists.

Este mismo temor recuerdo haberlo leído en “La Democracia y sus Críticos” de Robert Dahl, quien considera que esos intelectuales ejercen una suerte de tutelaje por sobre los ciudadanos que poco se condice éticamente con el tutelaje alguna vez defendido por Platón. 

Su papel en las decisiones oficiales son preocupantes en tanto la creciente complejidad de estas políticas públicas, ya que dicha complejidad hace precisamente que la élites no puedan ser controladas de manera eficaz por el demos, con el probable –y para algunos ya existente- resultados de que estas élites pasen a transformarse en una suerte de casi tutelaje. (p. 402, Paidos, 1991)

Las élites siempre se las arreglan para determinar los destinos de lo público, y quizás, con el número de individuos en cualquier democracia, poco es lo que se puede hacer para evitarlo. No obstante, aquello no puede derivar en un tutelaje de personajes que ni siquiera han sido elegidos públicamente y que se encargan de llevar a cabo sus intereses personales: ya sea a través de un Estado enorme o de la Gobernabilidad de las democracias liberales.

 

¿Podemos creer que la web 2.0 está a salvo? ¿Podemos pensar que las tecnologías de conocimiento libre permanecen protegidas por el Estado o por el interés del Mercado? La comodificación puede ser una respuesta a la popularización de sus ventajas, pero además puede ser una firma a su muerte. No desestimemos el llamado de Barona, y al menos, no nos negemos a reiniciar el debate:

The process of privatization of knowledge and the products of science and technology is one of the main threats to democracy, one that should provoke worldwide reaction from citizens and civic movements. Public debate must be re-initiated as the starting point for criticism of the harm caused by the governance of industry that is gradually being generated around knowledge, industrial products, nature, and the environment.

 

2 comentarios leave one →
  1. enero 21, 2007 12:50 pm

    Nada está a salvo del asalto del poder, siempre que tenga posibilidades de beneficio de algún tipo…por eso, quizá ya, la poesía ha dejado de ser “un arma cargada de futuro”; pero a cambio se aleja de las luchas del poder.

  2. enero 23, 2007 2:30 am

    Retomando lo que nos enseñó Faucault, nada está a salvo del poder y me parece muy bien. Sólo nos resta no olvidarnos de eso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: