Skip to content

Web 2.0 y marxismo

enero 8, 2007

Leyendo a S0metim3s, me entero de este artículo que no deja de causar gracia, y por cierto, algo de inquietud. Si quieren ver un avance, pues sigan leyendo las líneas de Andrew Keen que encontraron la unión entre el marxismo y la web 2.0. Un argumento, por lo demás, muy gringo. La democratización como hecho exclusivo de las influencias marxistas:

Buzzwords from the old dot.com era — like “cool,” “eyeballs,” or “burn rate” — have been replaced in Web 2.0 by language that is simultaneously more militant and absurd: Empowering citizen media, radically democratize, smash elitism, content redistribution, authentic community … This sociological jargon, once the preserve of the hippie counterculture, has now become the lexicon of new media capitalism.

…Just as Marx seduced a generation of European idealists with his fantasy of self-realization in a communist utopia, so the Web 2.0 cult of creative self-realization has seduced everyone in Silicon Valley. The movement bridges counter-cultural radicals of the ’60s such as Steve Jobs with the contemporary geek culture of Google’s Larry Page. Between the book-ends of Jobs and Page lies the rest of Silicon Valley, including radical communitarians like Craig Newmark (of Craigslist.com), intellectual property communists such as Stanford Law Professor Larry Lessig, economic cornucopians like Wired magazine editor Chris “Long Tail” Anderson, and new media moguls Tim O’Reilly and John Batelle.

4 comentarios leave one →
  1. enero 9, 2007 7:51 am

    WTF… bastante gringo… o más bien, bastante cerrado el pensamiento, puesto que, como ellos mismos lo mencionan, son gentes encumbradas en la Web 2.0, grandes promotores de la misma (más no los únicos que se han subido a éste tren), varios de ellos estadounidenses.
    En una nación como EUA, con las posibilidades que permite el nivel adquisitivo y el “nivel cultural”, cosas como ésta cabrían en lo marginal. Sin embargo no es así.
    ¿Por qué? Quizá la misma ideología a la que acusan es la capaz de explicarnos el funcionamiento de su sistema de creencias: el poder no quiere que pensemos… mucho menos que se cree, vía web 2.0, una sociedad REALMENTE democrática, un mundo mejor.

    *si bien la web 2.0 ni la web 4.587 van a solucionar todas las penurias del mundo, son en éstos momentos un elemento capaz de detonar cambio significativos. Como la filosofía de la web 2.0 dice: todos somos parte de esto, todos podemos hacer algo en ésto.

  2. enero 9, 2007 4:25 pm

    Hola!

    Igual al leer el artículo hay un tema que no me parece menor y es sobre quiénes son los voceros de la web 2.0. ¿Son las cabezas del capitalismo tecnológico de silicon valley o alguna vez seremos nosotros, digamos tú, yo, o cualquiera que forme parte de alguna red digital?

    Se sigue reproduciendo algo en lo que no estoy necesariamente de acuerdo: que la democratización se logra con la apertura de las fuerzas productivas. Yo apuesto que es por otras cosas además, por ejemplo, la apertura en el conocimiento. En ese marco, ¿por qué hay una portada en la revista Time que nos indica a nosotros (usuarios de la web 2.0) como personas del año? No sólo porque la editorial no quiere poner a Hugo Chávez, sino también, porque hay un capitalismo en la web 2.0 que vuelve a comodificar el conocimiento y a descubrir una apetitosa industria.

    Hoy ellos tienen la vocería?

    Y ahí siguen mis dudas, las que más o menos expresé ya en este blog en este articulo:

    https://tumbo.wordpress.com/?s=virilio&searchbutton=go%21

    saludos,

  3. fernando permalink
    enero 19, 2007 2:40 pm

    Si la infraestructura económica determina la superestructura política (qué frase más larga), entonces internet tendría que ser “fuerza productiva”: o capital o trabajo.

    La lista de señores que el artículo cita pertenece claramente a uno de los dos bandos. No obstante, después de leer sobre las preocupaciones de este blog, concuerdo en que el problema que el marxismo nunca tocó son los excluidos de las fuerzas productivas. Es decir, los perdedores del capitalismo no son los trabajadores asalariados -y no estoy diciendo que lo pasen bien- sino los que no ven nada de los beneficios prometidos. Esos no están en ninguna parte. Ni capitalistas ni trabajadores. De esos hay muchos más.

    ¿Llega la web 2.0 a esas personas? ¿Altera esa distribución del poder?

  4. enero 20, 2007 6:59 pm

    No, no llega de manera directa. Y probablemente, faltarán años de años para que lo haga. Pero ese no es el gran meollo del asunto, creo yo. La brecha digital, en términos de distribución de hardware e incluso software, no es el problema.

    El tema, a mi entender, tiene que ver que la web 2.0 (y las tecnologìas de conocimiento libre) se acerca a una forma de conocimiento que tiene su fuerte en el sujeto. Ese giro, más bien, la conciencia de ese giro, puede tener repercusiones inmensas en TODA LA COMUNIDAD. Pero si estas últimas se quedan entre los usuarios de la web 2.0 (o x.0), es un fracaso. Como el que vemos cuando nos enfrentamos a la portada del Time. Como el que vemos cuando el senador Flores se refiere a el mismo como ideólogo de los blogs. O por sobre todo, el que veo cuando usamos ese giro para reproducir lo de siempre: la educación, las instituciones de gobierno, la estructura social…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: