Skip to content

Adiós, copyright

noviembre 17, 2011

Es tiempo de dejar de hablar sobre copyright, dice Cory Doctorow en su última columna para despedirse, para decirle adiós -sin sentimentalismos- a un abordaje sobre las problemáticas de regulaciones en Internet que, con el tiempo, se ha vuelto no solo poco práctico si no también despolitizado. Centrar argumentaciones, activismo y reflexión en la propiedad intelectual en Internet, simplemente, ya no funciona como antes o, al menos, como creíamos que funcionaba.

En la misma semana lo afirma también John Perry Barlow, el cofundador de la histórica Electronic Frontier Foundation (EFF):

“Es un momento crítico. […] Las grandes corporaciones quieren reducir el debate al tema de la propiedad intelectual, pero lo que está en juego es la libertad de expresión”.

Justamente, uno de los grandes problemas al centrarnos en el copyright en el contexto digital es que, involuntaria o voluntariamente, se tiende a hacer técnico un debate que es puramente político. Obliga a centrarse en una pelea leguleya,  un tema que de todas formas desborda los límites técnico normativos para instalarse en el ámbito del bien común y los derechos humanos. Se privatiza en los especialistas un problema que debería ser parte de una agenda pública abierta.

Y el verdadero problema es que nadie ha aprovechado mejor que la mera discusión leguleya del copyright que “ciertas” industrias, caracterizadas por su impresionante despliegue de lobby en diversas dimensiones.

Las lecciones que con los años se nos hacen más claras es que la propiedad intelectual no se agota, ni por lejos, en un asunto de artistas ni mucho menos de industrias. El deber estratégico entonces es pasar de la alerta sobre cómo el copyright puede resultar un mecanismo perverso en múltiples aspectos de la creación y el acceso de obras (etapa, con matices, ya avanzada), a impulsar una discusión sobre el bien común de una sociedad que también se desenvuelve en el ámbito digital. Las palabras de Doctorow son elocuentes:

For so long as we go on focusing this debate on artists, creativity, and audiences – instead of free speech, privacy, and fairness – we’ll keep making the future of society as a whole subservient to the present-day business woes of one industry.

*Foto CC BY zensursula.

About these ads
No comments yet

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: